Con la aprobación definitiva del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2015 el pasado jueves día 18 el Congreso de los Diputados ha echado el cierre a su actividad legislatura durante casi dos meses. La próxima convocatoria para una sesión plenaria con carácter ordinario se ha fijado para 10 de febrero de 2015.

Se cumple así el mandato constitucional que establece, en su artículo 73, que los periodos ordinarios de sesiones van desde septiembre a diciembre y desde febrero hasta junio. Ese principio se cumple a rajatabla y solo se ve alterado, puntualmente, con la celebración de plenos extraordinarios que han de ser convocados a petición del Gobierno o de la Diputación Permanente de cualquiera de las dos cámaras parlamentarias.

Lo mismo ocurre con el Senado, aunque en el caso de la Cámara alta los plenos extraordinarios son toda una excepción mientras que en el Congreso se suele convocar una sesión en los meses de enero y de julio con el fin de debatir un orden del día que...